domingo, 3 de septiembre de 2017

TAA 8 | O U V




Según datos de la ONU, el 54 por ciento de la población mundial actual reside en áreas urbanas y se prevé que para 2050 llegará al 66 por ciento[1]. Ciudades como Shanghái, Nueva York o Tokio, manifiestan esta tendencia de crecimiento hace más tiempo, lugares donde la verticalizacion de la ciudad ha sido la forma de recibir la nueva población y Santiago no es ajeno a esta realidad. Esto ha causado la precarización de la vida en comunidad y del espacio público, ya que, a pesar de la existencia de áreas verdes, éstas se hacen insuficientes frente a la densidad poblacional concentrada en áreas reducidas.
Frente a este panorama se hace necesaria una nueva forma de configurar el espacio público. Es así como nace OUV, un articulador urbano verde que cuestiona y reemplaza el tradicional y limitado concepto de áreas verdes. Esta propuesta consiste en localizar espacios residuales urbanos, instalar estructuras de madera y así aumentar y multiplicar la cada vez más escasa superficie de áreas verdes y espacio público en la ciudad. Creemos en el poder del espacio público como creador y catalizador de relaciones humanas y como consecuencia la integración de antiguos y nuevos habitantes.


[1] Informe Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) 2014. ONU. Web http://www.un.org






GENERACIÓN CONCEPTUAL
Tomando el contexto inmediato y cotidiano se discute acerca de temáticas arquitectónicas críticas en la ciudad. Dentro de las variadas experiencias se analiza en profundidad las desigualdades históricas, la ciudad que queremos y tendencias de los últimos años.
A partir de ésta discusión surgen denominadores comunes como el bienestar, calidad de vida, áreas verdes e intervenciones (tanto de infraestructura como arquitectónicas) que han hecho del hábitat urbano un lugar hostil, frío y opaco. El crecimiento vertical de la Región Metropolitana surge junto a estos denominadores como una realidad visible y con consecuencias evidentes en la vida cotidiana.






ESTRATEGIA
Se realiza catastro de proyectos inmobiliarios en altura y se extrapola con datos de áreas verdes dentro de la Región. Este levantamiento de información, sumado con el análisis de densidades poblacionales, permite conocer casos de crecimiento vertical relevantes como Providencia, Las Condes, Santiago Centro y Estación Central. Dentro de éstos, las mayores diferencias se encuentran en Santiago Centro y Poniente, específicamente en el sector de Alameda Sur, el cual ha experimentado un crecimiento exponencial los últimos 10 años, el cual continúa actualmente y no tiene intenciones de detenerse.
El proyecto se concibe como una estructura modular que se adapta a distintos terrenos, de modo que su reproducción no se limita a un solo sector, convirtiéndose así en una solución exportable a otros sectores, comunas, ciudades dentro o fuera del país que requieran una renovación conceptual y material del espacio público y áreas verdes.
 








IMPACTO E INNOVACIÓN
Oasis Urbano.
El proyecto es la antítesis de los efectos negativos que ha traído el crecimiento vertical de la ciudad: donde el crecimiento dejó espacio residual se crean espacios vivos, donde la comunidad se disolvió, vuelven el encuentro de vecinos, donde todo era gris, lo verde se hace protagonista.
El aumento de superficie para el desarrollo de actividades sociales y la expansión vertical de las áreas verdes hacen que la intervención se convierta en un Parque Vertical, y como tal, dispone de una batería de actividades sugeridas y también el libre uso del espacio público.
El proyecto propone una forma no tradicional en el uso de la madera: construcción en altura. Ésta tipología constructiva implica exploraciones y desafíos estructurales que se detallan a continuación.





SOLUCIÓN TÉCNICA
OUV es madera.
La estructura se resuelve con la división del proyecto en estructuras modulares las que se unen a través de una membrana estructural, un sistema en el que los esfuerzos estructurales son divididos en 3 sentidos, aliviando así la carga a los elementos verticales más propensos a sufrir efectos de pandeo.
Rescatando la tradición constructiva en madera, los módulos se estructuran a través de la yuxtaposición de elementos verticales y horizontales que colaboran unos con otros, dando la resistencia necesaria para su crecimiento vertical. La estructura al mismo tiempo resalta la calidez y naturalidad de la madera que se contraponen al frio y artificial hormigón que predomina en la ciudad, otorgándole así la cualidad de oasis en medio del caos.